Noticias

La OEI reconoció proyectos educativos que promueven los derechos humanos

.

El Premio Iberoamericano de Educación en Derechos Humanos tiene por objeto reconocer a centros educativos y ONG que trabajan por la defensa y promoción de los derechos humanos. En la segunda edición, se distinguió al liceo n.° 11 del barrio Cerro por su proyecto “Del dicho al hecho, los derechos” y al programa “Yoga y valores en cárceles”. Ambas iniciativas participan a nivel internacional en noviembre en Bogotá, Colombia.

El jueves 28 se hicieron públicos los ganadores del II Premio Iberoamericano de Educación en Derechos Humanos, Óscar Arnulfo Romero, edición Uruguay. La actividad, presidida por la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), busca reconocer el trabajo de instituciones de enseñanza y ONG que impulsen en forma activa la defensa y la promoción de los derechos humanos a través de la educación y la pedagogía.

El enfoque de los programas y proyectos debía comprender: convivencia en la escuela, liceos y escuelas técnicas; derecho a la educación; derecho de la infancia, la comunidad o sociedad; programas a favor de la paz y de la libertad de pensamiento, de conciencia, de religión, de opinión y de expresión. También se tomó en cuenta: programas que mejoren el bienestar social y cultural, programas para erradicar la discriminación a otros grupos culturales, minoritarios o discapacidad, así como de sensibilización y conocimiento de los derechos humanos.

El acto fue presidido por el director de la Oficina de la OEI en Uruguay, Ignacio Hernaiz, y participaron el secretario de Derechos Humanos de Presidencia, Nelson Villarreal; los consejeros de Secundaria Javier Landoni e Isabel Jaureguy; la directora de Derechos Humanos del Codicen, Verónica Massa, y el exdirector de la Institución Nacional de Derechos Humanos, Juan Raúl Ferreira.

El primer premio fue para el liceo n.° 11 del barrio Cerro, por su proyecto “Del dicho al hecho, los derechos”. Para concretar esta iniciativa se utilizaron diferentes metodologías de trabajo que van desde la tarea en el aula entre docentes y estudiantes hasta la modalidad de taller con la participación de un grupo de cantantes de rap. La instancia le dio la oportunidad a los alumnos de acercarse a los contenidos, interactuar con otros, compartir ideas, experiencias y sensaciones, teniendo en cuenta las múltiples modalidades de aprendizaje presentes en los estudiantes.

El segundo premio fue para el programa “Yoga y valores en cárceles”, que se dedica a facilitar herramientas de crecimiento personal y de transformación de la conciencia a poblaciones privadas de libertad y funcionarios de los centros penitenciarios, promoviendo actividades incluyentes, de convivencia para todos los actores involucrados en la vida de un centro de privación de libertad. Asimismo, enseña y cultiva valores inherentes a la vida, que van de la mano con los derechos humanos y las buenas prácticas de convivencia.

Un representante de cada proyecto galardonado viajará a fines de noviembre a Bogotá, en Colombia, para participar de la segunda fase del concurso junto con los demás ganadores de Iberoamérica. El premio en ese caso será de 5.000 dólares para continuar con la propuesta. Otros tres proyectos recibieron menciones de honor: el liceo n.° 32 Guayabo, por su proyecto denominado “Creación de recursos digitales para mejorar la convivencia”; la Escuela de Comunicación Social, por su campaña “Violencia en el noviazgo”, y el Centro de Capacitación y Producción (CECAP) de Rivera, por su proyecto para personas con discapacidad denominado “La solidaridad en bicicleta”.

Fuente: www.presidencia.gub.uy